14 de diciembre de 2012

Shinichi Maruyama

 
"Se dice que un Jardín Zen representa en un espacio tridimensional, los espíritus de los sumos sacerdotes que han alcanzado la iluminación. El jardín Zen es la expresión cósmica de la belleza sin límites en un entorno físico, creado a través de una intensa concentración humana, el trabajo y la acción repetida. Es su propio universo, facultando al visitante a resistir la tentación, eliminar pensamientos negativos, y cortar el flujo continuo de información no esencial que emana del mundo exterior.
He tratado de representar esta sensación que tengo de los jardines zen en mi arte. Aunque todavía soy de aquellos monjes iluminados en la naturaleza del trabajo, mis acciones de empujar repetidas veces el líquido en el aire y fotografiar las formas resultantes y las formaciones escultóricas una y otra vez, sin parar, podría considerarse como una forma de práctica espiritual para encontrar la iluminación personal".  
Shinichi Maruyama. Declaración del artista.

1 comentario:

Sara García dijo...

Siempre leo tus entradas con mucho interés. Este es un blog que me gusta mucho